Nuestra Historia

La Provenza se remonta al año 2001, cuando Mª Isabel Rubke pone en práctica antiguas recetas familiares del ámbito de la pastelería y masas dulces, recetas que habían sido transmitidas en su familia desde sus abuelas y siempre deleitadas con favorables  comentarios. Con la intuición y el deseo se comenzó a dar forma a la transformación de un gusto y de una tradición familiar en un emprendimiento empresarial.

Al inicio, solo con el QUEQUE PROSPERIDAD,  con un par de familiares y los implementos normales de una empresa casera se procedía a su fabricación. Las ventas las realizaba una sola persona en forma directa a conocidos, familiares y amigos.

En el año 2004, se incorpora en este emprendimiento Jacqueline,  hija de María Isabel,  quien, con su buena capacidad emprendedora y experiencia empresarial,   tanto en el país como en el extranjero, comienza a generar  una nueva fase en el desarrollo del negocio.

En el año 2005, el foco se pone en las capacitaciones, con el propósito de profesionalizarse y conocer más secretos de este mundo culinario, proceso a partir del cual se logró  incorporar nuevos productos a la oferta de la empresa, enfocada principalmente en una repostería propia de calidad.

Diversas participaciones en ferias y otras instancias permitieron comprobar la gran aceptación de los productos, la muy buena calidad percibida de su presentación y su precio adecuado.

Estas experiencias nos permitieron tomar la desafiante decisión de dar pasos hacia un nuevo emprendimiento, lo que se consolidó con la instalación de L’Provenza Café-Bistro, ubicado en el sector de origen, Peñalolén.

Lo invitamos a visitarnos y descubrir el mejor lugar de encuentro para todos sus momentos y actividades.